11 febrero, 2015

Terapia para el Trastorno Obsesivo-Compulsivo

El TOC es un trastorno de ansiedad caracterizado, en la mayoría de casos, por obsesiones y compulsiones. Existen también las obsesiones llamadas “puras” en las que no aparecen compulsiones como tal, o tan visibles. De todas formas, de una forma u otra, al final siempre aparece algún tipo de ritual.

Las obsesiones son pensamientos recurrentes y automáticos que crean una fuerte ansiedad en la persona que los padece y pueden ser de muchísimos tipos, desde miedo a contaminarse, hasta pensamientos de que algo malo le puede pasar a la propia persona o a un ser querido. La persona que sufre una obsesión siente mucha ansiedad cuando le viene a la cabeza, y al sentir ese profundo malestar, actúa para reducirlo. En este caso, se llevan a cabo compulsiones o rituales; acciones repetitivas que muchas veces siguen un orden o una forma establecida, teniendo como fin reducir la ansiedad, como por ejemplo, no pisar las rayas de la acera, pensar que no va a pasar nada, lavarse las manos infinidad de veces seguidas, apagar y encender la luz 3 veces, o revisar que las ventanas están bien cerradas una y otra vez. En muchos casos, la obsesión y la compulsión pueden estar relacionadas (por ejemplo, ante la obsesión de que si toca el pomo de la puerta se puede contagiar de alguna enfermedad, el ritual será tocarlo con mucho cuidado y luego lavarse las manos 5 veces), pero en otros casos, no tienen nada que ver (por ejemplo, ante la obsesión de que un ser querido tendrá un accidente con el coche y morirá, la compulsión o ritual puede ser ordenar por colores todos los productos de higiene de la casa). Tanto las obsesiones como las compulsiones suelen ser vistas por los pacientes como irracionales, con lo que son conscientes de la exageración de sus pensamientos y actos, pero son incapaces de eliminarlos, sufriendo de esta forma una desesperación tremenda.

En mi consulta de psicología, trato el TOC mediante la corriente cognitivo-conductual. Está científicamente demostrado que la Terapia de Exposición y Prevención de Respuesta es la más eficaz a la hora de tratar este trastorno. Básicamente, lo que pretendemos es conseguir que la persona afronte aquellos miedos que provocan que su rutina sea una esclavitud. Las obsesiones hacen que la persona solo esté pendiente de ellas y de realizar rituales para disminuir la ansiedad que producen, con lo que el objetivo es enseñar al paciente a enfrentarse a sus pensamientos, de forma paulatina y controlada, sin utilizar los rituales como solución. El ritual se convierte en una solución a corto plazo, ya que al realizarlo provoca alivio porque desaparece el malestar de forma momentánea, pero en realidad es un arma de doble filo, ya que a largo plazo provoca que el trastorno empeore y se mantenga a lo largo del tiempo.

Mediante esta terapia, he visto como muchas personas que sufrían TOC desde hacía muchos años, han sido capaces de superarlo, totalmente o en gran parte. Os dejo el link de un vídeo donde se puede ver un caso extremo de TOC, cortesía de Raúl Espert, profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia. Un gran honor haber sido alumna suya.

http://www.dailymotion.com/video/x121tg9_toc-scott-trastorno-obsesivo-compulsivo_school

 

 

Nuevo comentario

Teléfono

669 054 878

Email


ecarcelpsicologa@gmail.com

Sígueme

Psicólogos Alzira - Estefanía Cárcel - Facebook Psicólogos Alzira - Estefanía Cárcel - Twitter

Recomiéndame